Romería

Cultura

Arte, sentimiento y tradición

Yeguada Herederos de José María Escobar

541
8

A finales del año 1939 el matrimonio formado por Victoria Mac- Kinlay y José María Escobar adquirieron la casi totalidad de la ganadería brava de Graciliano Pérez Tabernero en Salamanca. Se la llevaron a fincas arrendadas en la provincia de Madrid y a principio de 1940 José Escobar compró 1 000 ha de la mitad sur de Isla Mínima. Allí levantó el poblado Escobar, quedando ambas explotaciones en las manos de sus herederos.

La ganadería de toros bravos fue traída de Madrid a Salteras en tren. Fue la primera vez en la historia que se trasladaba ganado bravo en este medio de transporte. Allí la esperaban varias paradas de bueyes con sus mayorales de las ganaderías de Ángel Peralta, Concha y Sierra, Daniel de la Fuente, Pablo Romero y Moreno Santa María, para traerla a pie hasta la marisma donde ya ha cumplido más de 60 años de estancia.

Asimismo, ubicó en la finca una ganadería de caballos cartujanos. Tras el fallecimiento de José María y Victoria, son su hija y sus nietos los que mantienen la explotación arrocera, el toro bravo y el caballo cartujano, así como actividades cinegéticas y turísticas conservando con dedicación esta finca con el cariño que sus padres les inculcaron.

Visitar la ganadería, presenciar un tentadero, asistir a una capea, presenciar el entrenamiento de un torero, dar un paseo en barca, acudir a cacerías acuáticas y asistir a espectáculos ecuestres o flamencos son algunas de las actividades que ofrece la ganadería de Herederos de José María Escobar.

Etiquetas

0 comentarios

Nuevo comentario

Los comentarios son moderados, así que tardan un tiempo en aparecer. Si contienen lenguaje ofensivo no serán publicados.