Santiponce Itálica

Patrimonio

Un inmenso legado por descubrir

Capilla de San Francisco El Nuevo

80
1

La Compañía de Jesús llegó a Utrera fundando un convento con escuela, en cuyo solar se levanta hoy el colegio Rodrigo Caro. De aquel convento se conserva hoy esta iglesia, llamada de San Francisco el Nuevo, además de otras dependencias como sacristía y sala de juntas.

En 1767 y tras producirse la expulsión de los jesuitas decretada por Carlos III, el edificio quedó abandonado durante 30 años, hasta que los franciscanos de Utrera obtuvieron la autorización para abandonar su ruinoso convento a las afueras e instalarse en este edificio. La mezcla de elementos característicos de ambas órdenes religiosas queda patente en el interior de esta iglesia.

La portada principal se encuentra a los pies del templo, en la calle llamada de la Compañía, hoy Clemente de la Cuadra. De alzado netamente barroco, se puede apreciar el detalle del escudo real de Carlos IV, pues tras la expulsión de España de la orden, la corona heredó todos los bienes jesuitas. La portada lateral, en el altozano, muy sencilla de alzado, fue abierta en época de los franciscanos.

La iglesia posee dos naves, la capilla del sagrario y la capilla mayor. Actualmente, la primera se encuentra cerrada al culto.

En la capilla mayor, la teatralidad barroca se plasma en su retablo, concebido como un telón prendido de una corona real y sujeto por varios ángeles. En el camarín destaca la Virgen de los Dolores, una de las principales devociones utreranas. Potencia este efecto teatral la cúpula con la Apoteosis de la Compañía de Jesús, obra atribuida al sevillano Juan de Espinal, a mediados del siglo XVIII, por encargo de los Jesuitas. Hoy día, la iglesia de San Francisco El Nuevo es sede de la cofradía de la Vera Cruz y Santo Entierro.

Horario

Lunes a viernes de 19:00 a 20:30.

0 comentarios

Nuevo comentario

Los comentarios son moderados, así que tardan un tiempo en aparecer. Si contienen lenguaje ofensivo no serán publicados.