Santiponce Itálica

Patrimonio

Un inmenso legado por descubrir

Convento de la Encarnación

890
2

El convento de la Encarnación de Sevilla se encuentra situado en pleno centro de la ciudad, frente a la catedral y al palacio arzobispal, dentro el barrio de Santa Cruz. Es conocido popularmente como el convento de Santa Marta, ya que está situado sobre los terrenos del antiguo hospital de Santa Marta.

El convento pertenece a la Orden de las Agustinas Ermitañas, fundada en 1244. En sus inicios se establecieron en la Plaza de la Encarnación para más tarde pasar a establecerse en su actual sede, en la Plaza de la Virgen de los Reyes.

La iglesia está formada por una sola nave cubierta con bóvedas de nervaduras sostenida por cuatro ménsulas. El presbiterio tiene planta cuadrada y está cubierto con cúpula que coincide con una antigua capilla musulmana.

En el siglo XIX se añadieron otras dependencias del convento debido a la llegada de la comunidad agustiniana. De hecho, se añadió un coro alto y bajo, se abrió la puerta en la plaza de la Virgen de los Reyes, se construyó una linterna en la cúpula y la actual espadaña.

En el convento hay retablos y altares dedicados a diversos santos. El retablo mayor, de estilo neoclásico, como el resto de retablos que se encuentran en el interior, está presidido por grupo escultórico de La Anunciación.

La zona de clausura se ve diferente de las soluciones monásticas habituales debido a la presencia de los edificios de los alrededores. La residencia de las monjas se encuentra en el claustro principal de forma rectangular realizado recientemente en 1971.

Existe una zona con huerto y jardín y se sitúan las salas de labor de la comunidad. También en esta zona se conserva una torre que perteneció a las paredes defensivas musulmanes.

Fue fundado en la Plaza de la Encarnación en 1591 por orden testamentaria de Juan de la Barrera, aunque este edificio fuera demolido durante la ocupación francesa en 1811 teniendo las monjas que refugiarse en el convento de los Terceros franciscanos, en la calle Sol. Pocos años más tarde el obispo Cienfuegos les cedió unas casas frente a la catedral en los terrenos del antiguo hospital de Santa Marta. En 1819 comenzaba la nueva historia del convento.

0 comentarios

Nuevo comentario

Los comentarios son moderados, así que tardan un tiempo en aparecer. Si contienen lenguaje ofensivo no serán publicados.