Santiponce Itálica

Patrimonio

Un inmenso legado por descubrir

Jardines de Carlos Mesa y estatua de Hasekura Tsunenaga

303
3

En octubre de 1614 se alojó en Coria del Río la embajada japonesa de Hasekura Tsunenaga. Este pueblo sevillano suma a su herencia romana y musulmana la experiencia de ser anfitrión de un encuentro entrañable entre España y Japón, que ha dejado una huella perpetua, hoy recuerdo vivo. Este hecho sigue reflejado quince generaciones de andaluces después conservando el apellido Japón de sus antepasados.

En el Paseo Carlos de Mesa podemos visitar la estatua de Hasekura Tsunenaga, cedida por el gobierno japonés de la ciudad de Sendai, así como los cerezos plantados en el entorno del Guadalquivir, símbolo emblemático en Japón. Una estampa perfecta para representar la unión de dos países lejanos pero con una afinidad innata.

0 comentarios

Nuevo comentario

Los comentarios son moderados, así que tardan un tiempo en aparecer. Si contienen lenguaje ofensivo no serán publicados.