Santiponce Itálica

Patrimonio

Un inmenso legado por descubrir

Real Casa de la Moneda

870
4

La Real Casa de la Moneda de Sevilla fue una de las siete cecas principales de Castilla autorizadas por los Reyes Católicos. Fue construida en 1532 por Felipe II y era el lugar donde se fundía el oro y la plata que provenía de las Indias, que después se convertía en marcos y doblones para el posterior sostenimiento de la economía europea en pleno siglo XVI, época de conquistadores del Nuevo Mundo.

A Sevilla llegaron grandes cantidades de estos metales de América entre 1500 y 1717, ya que la ciudad tenía el monopolio exclusivo sobre las mercancías que venían del Nuevo Mundo. Esta actividad llegó a emplear a más de 200 personas que se encargaban de alimentar los hornos y tener en funcionamiento la fundición.

A partir de este momento, la antigua fábrica de moneda comienza a protagonizar una serie de reformas, tanto internas como externas, que cambiarán radicalmente su estructura y fisonomía primitivas, como la que tuvo lugar en el siglo XVI, y otra en el siglo XVIII, cuando se le añadió la gran portada que conforma el acceso principal, obra de Sebastián Van der Borcht; así como otra serie de reformas de cara a solventar problemas de filtraciones y estructurales derivados del terremoto de Lisboa de 1755.

En 1868, la Fábrica de la Moneda sevillana pierde su función fabril, tras lo cual se dividió en lotes y se vendió a diversos particulares para convertirse en un espacio residencial. A finales del siglo XX se decidió su restauración, quedando un edificio semejante a lo que era en su esplendorosa época.

Atravesar la Real Casa de la Moneda por la calle Habana nos traslada al Siglo de Oro. No en vano fue uno de los escenarios de la película Alatriste, protagonizada por Viggo Mortensen.

Horario

Información de interés Fundición:

Visita guiada: Sí.
Precio aproximado: Visita libre y gratuita.

De lunes a viernes de 10:00 a 20:00.

Sábado y domingo de 10:00 a 14:00.

0 comentarios

Nuevo comentario

Los comentarios son moderados, así que tardan un tiempo en aparecer. Si contienen lenguaje ofensivo no serán publicados.