turismo activo

Turismo activo

Ponte a prueba en un entorno natural inigualable

Ruta Ermitas:S. Nicolás P. Las Navas d la Concepc.

39
3

San Nicolás del Puerto

San Nicolás del Puerto es un pueblo pequeño pero con una historia enorme y dilatada. Las primeras civilizaciones (se piensa que hubo asentamientos celtas) cedieron el terreno al empuje del Imperio Romano. Los latinos dejaron aquí importantes vestigios, el principal de ellos es el Puente de Piedra sobre el río Galindón, aunque su apariencia actual se debe a modificaciones medievales. Siglos más tarde, en época islámica, la población cobra especial relevancia, sobre todo con la explotación de sus famosas minas de plata.

Su organización en torno a la Rivera del Huéznar ha influido de manera esencial en su desarrollo. Hoy en día posee la única playa fluvial de la provincia de Sevilla, aspecto que otorga, junto con otras infraestructuras (como las áreas recreativas del Nacimiento del Huéznar y del Martinete), gran vida a este pueblo en los meses de primavera y verano. 

A las afueras del pueblo, sobre una loma, encontramos la ermita de San Diego. Construida en el siglo XV, se trata de un edificio de estilo mudéjar popular con una cubierta de madera. En su interior encontramos una imagen de San Diego, obra de Castillo Lastrucci en el siglo XX. Podemos llegar hasta ella tomando la carretera que sigue a la C/ Calvario.

La etapa se inicia en el nacimiento del Rio Huéznar, para continuar hacia dos de los recursos turísticos más importantes de la comarca, hablamos de la Vía Verde de la Sierra Morena Sevillana, con la que compartiremos algunos kilómetros, y el Monumento Natural Cerro del Hierro, que rodearemos por su parte trasera y que es posible visitar si así lo deseamos.

La Vía Verde es un ramal ferroviario que unía la línea Sevilla – Zafra con las minas del Cerro del Hierro y por la que se trasportaba el mineral extraído. En los últimos años ha sido habilitada para fines lúdicos y turísticos. La presencia de hierro fue el origen del aprovechamiento minero de este cerro, aprovechamiento que se alargó desde la época romana hasta el siglo pasado y que dejó a la vista un paisaje único en cuanto a formas y colores donde agujas, corredores y lapiaces de roca caliza forman estas espectaculares formaciones cársticas.

Las Navas de la Concepción

Una vez pasado El Cerro del Hierro, abandonaremos el Camino de Mojón Blanco y giraremos a nuestra izquierda por el Camino Real del Robledo a Sevilla por el que transitaremos durante un corto recorrido. Comenzamos un prolongado y a veces abrupto descenso por paisajes típicos mediterráneos de matorral, monte bajo y escarpadas dehesas en torno al Arroyo de los Chorreros. Buscaremos la Rivera de Ciudadeja, por cuyo cauce descenderemos algunos cientos de metros siempre con precaución, para encontrarnos en un idílico lugar con la Ermita de Belén. Tras disfrutar el paisaje, iniciaremos una subida por el sendero de la ermita, hasta que volvamos a descender encarando ya los últimos metros que nos acercarán a Las Navas de la Concepción. En este pequeño pero hermoso municipio podremos disfrutar de un merecido descanso, después de realizar la primera etapa exigente del recorrido.

URL Rutómetro
Categoría
Trazado
Dificultad
Longitud
25.80Km
Etiquetas
[]

0 comentarios

Nuevo comentario

Los comentarios son moderados, así que tardan un tiempo en aparecer. Si contienen lenguaje ofensivo no serán publicados.