San Nicolás del Puerto Puente de Piedra

Sevilla enamora

Del siglo XIX y estilo neoclásico. La iglesia de Santa María Magdalena fue construida sobre un templo anterior (Ermita de Ntra. Sra. de la Soledad) del siglo XIV que fue mandado a derribar por el conde de Altamira en 1800. La iglesia, de planta rectangular, está compuesta de tres naves. La central, mayor que las laterales, está cubierta con bóveda de cañón y las laterales con bóveda de arista.

En 1731, un grupo de muchachos se dedicaban a salir cantando el rosario por las calles «más por diversión pueril que por devoción...». A ellos se le fueron uniendo personas hasta que constituyeron la hermandad de los Servitas cuyo fruto arquitectónico es la iglesia de Ntra. Sra. de los Dolores.

El convento de la Concepción de Carmelitas Calzadas fue fundado en 1577 por Francisco Álvarez de Bohórquez y su esposa Catalina de Coria. La primera profesión tuvo lugar el siguiente año, inaugurándose el convento en 1580.

La iglesia de Ntra. Sra. de Consolación, patrona de Umbrete, es uno de los mejores exponentes de la arquitectura sevillana conocida como barroco popular, en contraposición al barroco culto, cultivado por los principales artífices andaluces durante el siglo XVII.

Está regido por las Franciscanas Capuchinas desde su inauguración en 1724. Su iglesia es barroca. El interior, que forma una cruz latina, está muy ricamente decorado característico del barroco de la segunda mitad del siglo XVIII, con gran suntuosidad y profusión de elementos decorativos, que contrasta con la austeridad de las monjas.

Edificada sobre una antigua mezquita, sus características constructivas evidencian que forma parte del amplio grupo de iglesias gótico-mudéjares de Sevilla. En este caso de trata de un templo muy transformado tanto interior como exteriormente por las distintas ampliaciones llevadas a cabo durante siglos.

Esta iglesia combina la tradición constructiva islámica con el arte gótico que aportaron los conquistadores cristianos llegados desde Castilla. La fachada principal data de la segunda mitad del siglo XIII, destacando la excepcional portada labrada en piedra y constituida por un arco apuntado con arquivoltas y baquetones.