Romerías

Sevilla enamora

La cueva de origen kárstico de los Tobales, también llamada cueva del Tragante, es una de las setenta cuevas que se han descubierto en la Sierra Morena Sevillana.

Esta enclavada en el Parque Natural  Sierra Norte.

Anexas a la Ermita de Ntra. Sra. de la Fuensanta en Corcoya se encuentran las cuevas de José María El Tempranillo. De poca profundidad y situadas en un paraje de gran belleza natural, han sido restauradas recientemente.

Se sitúa a unos 3 km de Estepa, en dirección a El Rubio y fueron unas antiguas canteras en época romana y medieval.

Esta necrópolis es uno de los escasos ejemplos de enterramiento en cueva artificial del calcolítico, ya que en esa época lo habitual era el uso de los dólmenes. En el entorno más próximo se han descubierto otros sepulcros semejantes en Lora de Estepa, Pedrera o Alameda. También se encuentran algunos cerca de Lisboa, pero son muy escasos.

Se trata de un importante enclave arqueológico en el que se han hallado restos pertenecientes al período que abarca desde el Neolítico hasta el Bajo Imperio Romano, pasando por el Calcolítico. En sus 520 m se han descubierto 182 puntos donde se localizan muestras de arte rupestre.