Écija Palacio Peñaflor

Sevilla enamora

Busto dedicado a este torero manriqueño, en el que se lee «Al famoso torero Pascual Márquez 1914-1941, su pueblo agradecido. Villamanrique. 1983». Dicho monumento está en la calle que lleva su nombre y donde nació el artista.

En 1731, un grupo de muchachos se dedicaban a salir cantando el rosario por las calles «más por diversión pueril que por devoción...». A ellos se le fueron uniendo personas hasta que constituyeron la hermandad de los Servitas cuyo fruto arquitectónico es la iglesia de Ntra. Sra. de los Dolores.

Templo construido en el año 1998 donde se rinde culto a la imagen del Sagrado Corazón de Jesús, donado por el arzobispado de Sevilla.

Se erige en el último tercio del siglo XVI. Construida con mampuesto y sillares, consta de una sola nave con contrafuertes exteriores y cabecera poligonal. El retablo mayor es de estilo neoclásico, está recompuesto y posee imágenes modernas, como la Virgen de la Oliva, patrona del municipio, realizada por Sebastián Santos.

En esta ermita se venera la imagen del patrón de Osuna, que procesiona por las calles de la ciudad todos los años el 12 de enero. La iglesia fue construida en el siglo XVII y reformada en el siglo XVIII.

Famosa es ya la leyenda del Gallo de Morón, que no era gallo ni moronense. Se trata de una historia que parte del siglo XVI y de la que se cuentan dos versiones. Por un lado, hay quienes dicen que tan peculiar gallo era un recaudador de impuestos que llegó a esta localidad procedente de Granada.

Edificada en 1541, Juan Téllez Girón funda el convento franciscano del Corpus Christi, que en buena parte se conserva en nuestros días.