Écija Iglesia de los Descalzos

Sevilla, bella y diversa

Data de finales del siglo XX, presenta una única nave y tiene galerías superiores laterales y traseras soportadas sobre elevadas columnas. El artesonado mudéjar, tanto del templo como de la sacristía, es obra del maestro Miguel Farse. En su altar, de estilo barroco, destacan las imágenes de Ntro. Padre Jesús Nazareno y Ntra. Sra. de los Dolores, de gran devoción en la localidad.

El Palacio fue construido hacia 1905 por el arquitecto José Gutierrez Lescure, el maestro de obra José Solares y el maestro albañil nazareno Juan Lopéz Tristán. Manuel Alpériz Bustamante y su esposa Juana González eran grandes comerciantes de telares.

La antigua residencia de Otto Engelhardt es conocida como Villa Chaboya por el nombre del cerro en cuyas faldas se alza.

Situado en el corazón de la ciudad, este parque ha recuperado para los vecinos del municipio los terrenos ocupados por la antigua estación ferroviaria de Camas, inaugurada en 1888.

Magnífico edificio del siglo XVIII de estilo regionalista andaluz con tintes neoclásicos. Fue catalogado como Bien de Interés Cultural en 2005. Destacan su patio neomudéjar, capilla y biblioteca.

En este palacio neomudéjar, que a primera vista parece una fortaleza por sus recios muros de ladrillo guarnecidos con almenas, el conquistador Hernán Cortés pasó sus últimos años de vida. Una lápida junto a una de las puertas de acceso a las habitaciones que ocupó destaca este hecho histórico: «Aquí murió el gran conquistador de México en 1547».

Aguadulce debe gran parte de su fama a la calidad de sus cultivos. Las habas y judías gozan de tal popularidad que no resultaría extraño que Jack buscara en los campos habichuelas mágicas con las que alcanzar el cielo.