turismo activo

Turismo activo

Ponte a prueba en un entorno natural inigualable

Camino a Santiago: Vía Plata Etapa 1

249
1

Sevilla

Saliendo desde la Catedral hispalense, atravesando la capital y en la salida nos despide un gran mural jacobeo y el miliario del kilómetro 1.000, los que nos restan para concluir el Camino a Santiago de Compostela.

Camas

Su origen se atribuye a una alquería musulmana, propiedad de «Abu-Alkama». Ya el Rey Santo la repartió con su nombre actual. En su cerro de Santa Brígida se ubicó el santuario homónimo, fundado por monjes irlandeses que arribaron por el río Guadalquivir. Un poco más arriba, el cerro de El Carambolo custodió uno de los tesoros de la floreciente Tartessos, conjunto de orfebrería compuesto por piezas repujadas de oro puro.

Recorreremos el centro de Camas, pasando junto al Ayuntamiento y la iglesia de Santa María de Gracia, sede de la patrona Nuestra Señora de los Dolores Coronada, su retablo mayor es de estilo neoclásico, y alberga esculturas y lienzos de los siglos XVII, XVIII y XIX. Seguimos el recorrido hasta la antigua carretera de Mérida.

Santiponce

Muy pronto vemos la silueta de la torre del monasterio de San Isidoro del Campo, una armoniosa conjunción del gótico y el mudéjar, mandado construir por Guzmán el Bueno, donde se encuentran sus restos mortales y los de su esposa María Alonso Coronel, bajo unas sepulturas talladas por Martínez Montañés, autor también de dos de sus retablos y de una interesante talla de San Jerónimo. En este monasterio, que se base en una tipología de iglesia fortificada, fue ocupado por la Orden del Císter y posteriormente por los Jerónimos hasta la desamortización de Mendizábal. Fue entre 1301 y 1309 cuando se construyó la primera iglesia proyectada como capilla funeraria y después de 1334 se erige una segunda iglesia adosada.

El camino atraviesa el pueblo por la calle principal, antigua carretera a Mérida, y al final se encuentra el Conjunto Arqueológico de Itálica, colonia romana fundada por Escipión en el año 206 a. de C., una de las grandes urbes de la provincia bética, primera ciudad romana fuera de la península itálica y patria de dos emperadores romanos, Trajano y Adriano. Entre sus ruinas se aprecian espléndidos mosaicos, unas termas, un teatro, un anfiteatro e impresionantes estatuas de Hermes, Diana Cazadora, Trajano, Adriano y una hermosísima Venus. Dejamos Itálica a nuestra izquierda y de vuelta a la senda, una larga recta nos llevará entre trigales y olivos hasta Guillena.

[]
URL Rutómetro
Dificultad
Longitud
22.20Km
Trazado

0 comentarios

Nuevo comentario

Los comentarios son moderados, así que tardan un tiempo en aparecer. Si contienen lenguaje ofensivo no serán publicados.