Osuna Colegiata

Sevilla, bella y diversa

La ermita de San Miguel está ubicada a la entrada de la localidad, hoy rodeada por recientes edificaciones, pero se tiene constancia de que cuando se erigió estaba extramuros de la villa.

Del siglo XIX y estilo neoclásico. La iglesia de Santa María Magdalena fue construida sobre un templo anterior (Ermita de Ntra. Sra. de la Soledad) del siglo XIV que fue mandado a derribar por el conde de Altamira en 1800. La iglesia, de planta rectangular, está compuesta de tres naves. La central, mayor que las laterales, está cubierta con bóveda de cañón y las laterales con bóveda de arista.

Construida en el siglo XV, presenta una sola nave. Su interior es un bello ejemplo del mudéjar popular con una característica cubierta de madera que recoge una imagen de San Diego, obra de Castillo Lastrucci en el siglo XX. La fachada de los pies corresponde al primer cuarto del siglo XVI. El templo ha sufrido a lo largo de su historia varias transformaciones, la última en 1966.

Templo construido en el año 1998 donde se rinde culto a la imagen del Sagrado Corazón de Jesús, donado por el arzobispado de Sevilla.

La ermita de Ntra. Sra. de la Encarnación está situada sobre el emplazamiento del yacimiento arqueológico de Celti (BIC), en la calle San Pedro, prolongación de la calle Juan Carlos I hacia la Calle Calvario, La viña y enlazando con el camino antiguo de Córdoba a Sevilla.

El origen de la ermita es el torreón medieval de Villadiego, de finales del siglo XIII. De estilo mudéjar, es de planta octogonal y está coronado con almenas. Su interior tiene dos plantas cubiertas con bóvedas, la inferior es semiesférica y la superior vaída.

Consta de una sola nave con contrafuertes exteriores y cabecera poligonal a la que se adosa un camarín tras un retablo neogótico en el que se encuentra el Santísimo Cristo de la Sangre.

Es del siglo XVI, y aunque no tenga grandes méritos artísticos, existe una gran devoción de la población. Presenta un perfecto estado de conservación. Fue reformada en el siglo XVIII.