Mantecados

Sevilla, bella y diversa

El Coliseo, de claro estilo regionalista, es uno de los mejores edificios de esta tendencia y se enmarca en el conjunto de operaciones urbanas que a partir de 1911 se realizaron en la ciudad de Sevilla con motivo de la Exposición Iberoamericana del 1929.

La Plaza de España, de unos 50 000 m², está situada en el extremo noreste del parque de María Luisa. Fue construida por el arquitecto Aníbal González entre 1914 y 1929 con motivo de la Exposición Iberoamericana de 1929.

Los orígenes de estos jardines se remontan al reinado de Al-Mutamid, famoso monarca del reino taifa sevillano, y su nombre proviene de la laguna que allí se situaba, al-buhayra, donde aquel situaría una serie de huertas de recreo que más adelante y bajo el mandato de Abu Yacub Yusuf serían ampliadas con miles de olivos, viñas, frutales y palmeras.

La historia de la Casa Guardiola se remonta al siglo XIX, en pleno romanticismo sevillano, cuando Andrés Parladé y Sánchez de Quirós, conde de Aguiar, delegado regio de Bellas Artes y delegado-director de las excavaciones de Itálica, la manda construir.

La Real Audiencia de Sevilla es la institución de justicia creada en 1525, en tiempos de Carlos I, para actuar como tribunal de apelación entre la fragmentada judicialidad local. Heredera de la anterior administración medieval, su sede se mantiene en pie en la Plaza de San Francisco, aunque con numerosas intervenciones a lo largo de los siglos.

Conocida también como la Casa de los Siete Balcones y situada en la plaza de Santiago, presenta una hermosa portada renacentista labrada en piedra y rematada por un frontón triangular con escudo nobiliario del siglo XVI.

Magnífico edificio del siglo XVIII de estilo regionalista andaluz con tintes neoclásicos. Fue catalogado como Bien de Interés Cultural en 2005. Destacan su patio neomudéjar, capilla y biblioteca.