La provincia de Sevilla

Nuestra provincia

Vida y paisaje en una provincia diversa y monumental

Castilblanco de los Arroyos

333
2

Castilblanco de los Arroyos, paso obligado en la Ruta de la Plata

Castilblanco de los Arroyos, como indica su nombre, destaca por sus blancas casas, sus limpias fuentes y sus pilones. Fundado tras la conquista cristiana de Sevilla, está ubicado en la Vía de la Plata, a las puertas de la Sierra Morena sevillana. Un enclave de paso obligado si decides hacer el camino de Santiago desde Sevilla.

Castilblanco también debe su fama a la producción de miel, un producto que también exporta a Europa. Aquí se degusta una gran variedad de pasteles elaborados con este manjar local. Y como buen pueblo serrano, la carne de caza y el cerdo ibérico forman parte de los ingredientes principales de sus platos típicos. 

No solo la gastronomía es uno de sus grandes atractivos. El patrimonio histórico del pueblo y sus fiestas reciben siempre cientos de turistas. Sobre todo la romería en honor a San Benito, el patrón de los castilblanqueños. La imagen es muy venerada, también por muchos vecinos de la provincia.

Pero si hay un día divertido en Castilblanco de los Arroyos, sin duda es en el mes de julio con la Fiesta del Agua. Todo el pueblo se lanza a la calle para refrescarse por las altas temperaturas veraniegas. Por último, en esta localidad existe un museo de animales salvajes de los cinco continentes del mundo. No tengas miedo, están disecados.

Las exploraciones arqueológicas sobre el término municipal detectan el paso de varios pueblos a lo largo de la Prehistoria y la Historia, pero ningún núcleo significativo de población. El origen de la población podría estar en la Edad Media, tras la reconquista y alrededor de un castillo que se edificó en La Malena. Las épocas romana y árabe también dejaron testimonios en los alrededores.

La historia de Castilblanco hoy en día comienza entre los siglos XIII y XV que es cuando aparecen los primeros documentos. A finales del siglo XVI se van formando las primeras manzanas de población. A principios del siglo XVII, Castilblanco era una importante morería.

En los siglos XVIII y XIX se conforma lo que podemos denominar el casco histórico con manzanas edificadas por sus dos caras. El rey Felipe V y su corte visitan la villa para cazar en el año 1729.  Castilblanco fue paso de las tropas francesas de Napoleón Bonaparte hacia Gibraltar.

En 1835, a consecuencia de la desamortización de Mendizábal. El clero perdería la propiedad de la finca de Escardiel, siendo subastada, conservando únicamente la propiedad de la Ermita y el derecho a acceder a ella durante la celebración de la romería.

Castilblanco de los Arroyos, paso obligado en la Ruta de la Plata.


Cómo llegar

Si vas en coche desde Sevilla, la ruta más rápida es por la carretera A-8009 hasta enlazar con la A-8004, que pasa por La Rinconada. En esta localidad toma la A-8002 hasta Alcalá del Río y después toma la A-8013 para llegar a tu destino.

Este pueblo no cuenta con estación de tren, pero puedes viajar en autobús desde la estación de Plaza de Armas de la capital.


Cómo moverse

Camina y descubre los bellos rincones de esta encantadora localidad. También tienes varias rutas senderistas para que disfrutes del aire limpio de la sierra.


Razones para visitar

  • Visita la Ermita de San Benito Abad y siente la paz que se respira en su entorno. Este santo recibe numerosos peregrinos durante todo el año.

  • En el Museo Etnológico aprenderás en qué consistía el oficio de la crin vegetal.

  • Prueba la miel de Castilblanco de los Arroyos y los dulces elaborados con este producto local.

  • Refréscate en verano en la popular Fiesta del Agua. La diversión está asegurada.

  • Disfruta de la naturaleza en el Centro Andaluz Fauna Salvaje o en la granja escuela Encinar de Escardiel.

  • El queso de cabra de Castilblanco de los Arroyos es todo un placer para tus sentidos.

  • Si haces el Camino de Santiago desde Sevilla, aquí tienes un albergue con todo lo necesario para hacer un alto en tu ruta.
    Pide para comer un plato de venteras, el más tradicional.

  • No te pierdas en julio el Festival Flamenco Curro Vázquez. Se celebra desde hace más de 30 años.


Qué visitar

Te va a encantar esta hermosa localidad del Corredor de la Plata. En su entrada verás el monumento a Cervantes, porque el escritor ubicó aquí la acción de sus Novelas Ejemplares, Las Dos Doncellas.

Piérdete entre las calles del pueblo y descubre sus encantos, como las limpias fuentes y los tradicionales pilones. Algunas casas del centro conservan aún las fachadas castellanas originales del siglo XVI. Que no te extrañe encontrarte con los peregrinos del camino de Santiago, pues Castilblanco está dentro de la tercera etapa de esta ruta partiendo desde Sevilla.

Dirígete ahora a la Plaza de la Iglesia para entrar en la parroquia del Divino Redentor. Este templo mudéjar es el monumento religioso principal de municipio. Pero si quieres conocer el pasado de esta localidad, debes visitar la Casa de la Sierra. En ella se alberga un museo etnológico sobre la industria de la crin vegetal, el oficio que durante décadas dio de comer a muchos castilblanqueños. Con la crin, sacada de la palma, se rellenaban los colchones, las sillas y los sofás. Esta producción dejó de ser útil a partir de los años 80 con la llegada de la espuma. En este museo se recoge toda su historia. En honor a este pasado, en el municipio se ha levantado un monumento al palmero.

Ahora te proponemos dos rutas senderistas muy frecuentadas por los vecinos. La primera es el camino de Escardiel, de 8 km y que llega hasta la ermita de la Virgen de Escardiel. Y otra ruta, de 12 km, que finaliza en la ermita de San Benito Abad, el patrón de la localidad. Seguro que encontrarás a más de un fiel rezando a esta imagen. El santo es muy importante para los castilblanqueños, siendo el culmen de su devoción el último domingo de agosto con la celebración de su romería.

Para terminar, visita la finca del Centro Andaluz Fauna salvaje. Te sorprenderá la colección de más de 200 animales disecados procedentes de todo el mundo.


Entorno

Castilblanco de los Arroyos está a unos 37 km de Sevilla, en las estribaciones de Sierra Morena. La localidad se integra en la comarca turística de la Vía de la Plata. Cobra gran importancia histórica al ser paso obligado en la antigua Ruta de la Plata que hoy en día siguen numerosos peregrinos hacia Santiago de Compostela.

Comarca
La Vía de la Plata
Extensión
323.50 Km²
Altitud
327.00 m
Nº habitantes
4.810

0 comentarios

Nuevo comentario

Los comentarios son moderados, así que tardan un tiempo en aparecer. Si contienen lenguaje ofensivo no serán publicados.