ROCÍO-El Viso del Alcor

Sevilla enamora

Comarca
Casariche, la antigua Ventippo

Los orígenes históricos de Casariche se remontan a los tiempos de los celtíberos; fue entonces cuando se fundó la ciudad de Ventippo, tres kilómetros al norte de la ciudad actual y en la orilla del Yeguas, como testimonian las ruinas que se conservan.

Badolatosa, tierra de bandoleros

Seguro que has oído hablar de Badolatosa y su pedanía Corcoya por el papel de ambas poblaciones en el bandolerismo andaluz. Esta tierra serrana sirvió de escondite al famoso bandolero José María El Tempranillo y a sus hombres. Una historia que aquí conocerás a fondo, gracias a la ruta por las cuevas donde vivió este valiente personaje del siglo XIX.

Villanueva de San Juan, serenidad y naturaleza en plena Sierra Sur

El hallazgo de hachas y otros objetos de piedra prueban que ya existían manifestaciones humanas en esta zona durante el período del Paleolítico. Teniendo igualmente constancia por los restos encontrados de asentamientos romanos y árabes.

Los Corrales, la esencia de un pueblo de la Sierra Sur

En su término municipal se han encontrado importantes restos, localizados sobre todo en dos puntos: uno en el lugar denominado La huerta de la Fuente del Esparto y el otro de mayor importancia en el lugar llamado Cortijo de Repla.

Lora de Estepa, un rinconcito en la Sierra Sur

Sus orígenes se remontan a la época prerromana, si bien el estudio de abundantes restos paleolíticos confirma la existencia de asentamientos desde los albores de la Humanidad.

La Roda de Andalucía, un enclave entre provincias

La Roda fue desde tiempos remotos un lugar de asentamientos humanos por ser una de las mejores rutas naturales que comunicaba el mar Mediterráneo con el valle del Guadalquivir. En tiempos donde la leyenda y la realidad se confundían, unos historiadores fijan su origen con el nombre celtíbero de Uragao.

Aguadulce, una villa entre huertas

Al pie de la Sierra Sur sevillana, a camino entre Osuna y Estepa, se encuentra la pequeña villa de Aguadulce. Esta localidad, famosa desde tiempos remotos por sus huertas bañadas por el río Blanco, es hoy un hermoso pueblo de casas blancas y gente acogedora.