La provincia de Sevilla

Nuestra provincia

Vida y paisaje en una provincia diversa y monumental

Castilleja de la Cuesta

388
4

Castilleja de la Cuesta, una puerta al Aljarafe

La villa está enclavada en lo que fue territorio de Tartessos, a poca distancia el tesoro del Carambolo.

Algunos historiadores relacionan el origen de esta localidad con la ciudad tartessia de Ucia. La colonización romana de estas tierras se concreta en el campamento fortificado de Castra, nombre que los visigodos conservan y que los árabes convierten en la alquería de Castalla Tala-sana.

Es conquistada por Fernando III el Santo en 1248, manteniendo su carácter agrícola. En la segunda mitad del siglo XIII este territorio es donado a la Orden Militar de Santiago, que se encarga de repoblarlo. Tras la guerra fraticida entre Pedro I el Cruel y Enrique de Trastámara, el último, proclamado nuevo monarca castellano, entrega las tierras a su aliado Guzmán familia a la que permanece Castilleja hasta el siglo XIX.

Ya en el siglo XX, la elaboración de caldos y productos conserveros se verían sustituidos por la elaboración de las tortas que tanto prestigio dieron y siguen dando a la villa de Castilleja de la Cuesta.

La repostería, con las tradicionales tortas de aceite, y la industria de alfombras, con el señero taller Baldomero Negrón, dan fama a Castilleja de la Cuesta, elegida por el conquistador de México, el gran Hernán Cortés, para pasar sus últimos años de vida.

Cortés dejó como legado algunos enseres y el palacio donde residió, hoy convertido en el colegio de Las Irlandesas. El corazón del pueblo esconde rincones inolvidables, edificios renacentistas y emblemáticas haciendas. Los restos de un castillo medieval se encuentran en la céntrica Plaza de Santiago, donde se origina la historia de Castilleja de la Cuesta.

Esta localidad ha crecido en la última década a un ritmo vertiginoso por su cercanía con Sevilla convirtiéndose en ciudad dormitorio por las buenas comunicaciones y servicios que ofrece.

Castilleja da la oportunidad de saborear las tortas de aceite que le dan tanta fama mientras se disfruta de la belleza de sus calles. De sus platos típicos, el menudo con garbanzos es la estrella del lugar y la caldereta la preparan de una forma exquisita.

Descubre y saborea el pueblo aljarafeño en el que residió Hernán Cortés. Saborea su repostería y aprovecha para conocer su taller de alfombras, del que han salido piezas hoy expuestas en el Palacio Real de Madrid y la Granja de Segovia.


Cómo llegar

Para acceder a Castilleja de la Cuesta por carretera tienes acceso directo desde la Autovía A-49 (Sevilla-Huelva).

La única forma de llegar a Castilleja de la Cuesta desde Sevilla, si no vienes en coche, es en autobús, desde la estación de Plaza de Armas. Desde esta salen continuamente autobuses dirección al Aljarafe con parada en Castilleja de la Cuesta.

Si decides viajar en tren, tienes que bajarte en la estación de Santa Justa de la capital y a la salida ir a la parada de autobuses de línea. Allí, coge el número 21, que te llevará hasta la estación de Plaza de Armas.


Cómo moverse

Pasea, descubre y disfruta de esta bella localidad del Aljarafe. Además cuenta con diferentes paradas de autobuses metropolitanos que te permiten viajar a otras localidades cercanas y así completar tu visita turística. También dispones de servicio de taxi.


Razones para visitar

  • En mayo se viste de colorido con el tradicional paso de carretas y peregrinos que van a la Romería del Rocío. La Hermandad de Triana lleva más de cien años transitando las calles de Castilleja de la Cuesta.

  • Apúntate a una visita por el obrador Upita de los Reyes para probar la famosa torta de aceite.

  • Si te gusta la artesanía, en Alfombras Baldomero verás el trabajo manual de esta tradición. Una fábrica abierta desde 1925.

  • Descubre sus encantos paseando por las calles: los restos del castillo árabe, las antiguas haciendas, la Casa Salinas y el Museo de Hernán Cortés.

  • En Navidad son famosas las Jornaditas en la iglesia de Santiago, en las que cada día se representan con imágenes el camino de María y José hacia Belén, culminando con el nacimiento de Jesús.

  • Escucha los cánticos de pastores del Coro de Campanilleros de la Soledad en alguna de las fiestas religiosas del pueblo. Se fundó en 1755 y es muy querido por sus vecinos.

  • Vive en Semana Santa un Domingo de Resurrección diferente, celebrando la tradicional Vuelta. En ella, la Hermandad de la Plaza de Santiago porta su Simpecado en carreta, mientras que la Hermandad de la calle Real lo hace a caballo.


Qué visitar

La Plaza de Santiago es el punto de partida para tu ruta por Castilleja de la Cuesta. En ella verás algunos restos de lo que fue el castillo árabe, además de la iglesia de Santiago, el patrón de la villa. Desde allí, la calle Convento te dirige al ayuntamiento y a la antigua Casa Cuartel. Esta última albergó el conocido convento de los Franciscanos, de ahí el nombre de la calle.

Continúa tu paseo hasta la plaza de Encarnación Cansino para encontrarte con una de las haciendas características de este pueblo, la Hacienda Santa Bárbara. En ella se producía aceite. Ahora alberga dependencias municipales y se puede visitar. Al igual que la Hacienda Sagrada Familia, actual Casa de la Cultura, ubicada en la calle Enmedio. Ambas demuestran la riqueza histórica de Castilleja de la Cuesta.

La calle Real es la más popular para los castillejanos. Aquí se encuentran dos monumentos muy importantes. Primero la iglesia de la Concepción, anteriormente una mezquita; y después la Casa Museo de Hernán Cortés, conquistador de México. El extremeño residió en Castilleja de la Cuesta hasta el final de sus días. Para visitar este palacete debes pedir permiso a las monjas irlandesas que regentan el sitio, convertido en un colegio.

Descansa de este interesante recorrido histórico en alguna cafetería, mientras disfrutas de la rica torta de aceite de Castilleja.


Entorno

Castilleja de la Cuesta dista 6 km de Sevilla capital. Se ubica en el lado oeste del Guadalquivir, dentro de la comarca del Aljarafe. El pueblo se instaló al final de la llamada Cuesta del Caracol y es uno de los considerados como la Puerta del Aljarafe. Este municipio lo componen el núcleo tradicional de la población, con el centro comercial Ikea-Aire Sur, junto a la antigua carretera de Huelva, y el barrio de Nueva Sevilla, al otro lado de la autovía de Huelva.

Comarca
Aljarafe
Extensión
2.20 Km²
Altitud
96.00 m
Nº habitantes
17.350
Etiquetas

0 comentarios

Nuevo comentario

Los comentarios son moderados, así que tardan un tiempo en aparecer. Si contienen lenguaje ofensivo no serán publicados.