Mantecados

Sevilla, bella y diversa

La historia de la Casa Guardiola se remonta al siglo XIX, en pleno romanticismo sevillano, cuando Andrés Parladé y Sánchez de Quirós, conde de Aguiar, delegado regio de Bellas Artes y delegado-director de las excavaciones de Itálica, la manda construir.

La sede de la Fundación Tres Culturas se encuentra ubicada en la Isla de la Cartuja, en el que fuera Pabellón de Marruecos durante la Exposición Universal de Sevilla de 1992.

El Casino de Marchena es un punto de encuentro para los amantes de la cultura. Cuenta con varios salones y un salón de actos, donde tienen lugar todo tipo de eventos y manifestaciones culturales, como presentaciones de libros, charlas, conferencias, recitales y conciertos.

Salones: Sala Principal (110 pax), Sala 2 (110 pax)

El Palacio de los Marqueses de Benamejí es uno de los monumentos civiles claves de estilo barroco en Andalucía. Es una edificación que data de finales del siglo XVIII, de grandes dimensiones y gran valor artístico. Este emblemático edificio cuenta con un salón de actos, con aforo de 165 plazas, y una sala de audiovisuales, con aforo de 37 plazas, disponibles para la organización de eventos.

El Real Alcázar de Sevilla, es un conjunto de edificios palaciegos, situados en la ciudad de Sevilla, cuya construcción se inició en la Alta Edad Media, donde se superponen múltiples estilos, desde el arte islámico de sus primeros moradores, el mudéjar y gótico del periodo posterior a la conquista de la ciudad por las tropas castellanas hasta el renacentista y barroco de posteriores reformas.

La Casa de la Cultura del Ayuntamiento de Lebrija es la sede central del Área de Cultura. Alberga la Escuela Municipal de Música y Danza y el taller municipal de pintura. Dispone además de un salón de actos y salas de reuniones. Se ubica también el Punto de Información Flamenco, asociado a la Agencia Andaluza para la Promoción y Desarrollo del Flamenco.

La Casa de Pilatos, declarada Monumento Nacional desde 1931, constituye la más notable muestra de arquitectura palaciega sevillana del siglo XVI. Su construcción la inició Pedro Enríquez, Adelantado Mayor de Andalucía, y su mujer Catalina de Ribera. Su hijo, Fadrique Enríquez de Ribera, amplió el palacio hasta su muerte en 1539.