La provincia de Sevilla

Nuestra provincia

Vida y paisaje en una provincia diversa y monumental

Coria del Río

698
4

Coria del Río, cruce de culturas junto al Guadalquivir

La riqueza histórica de Coria está ligada al río Guadalquivir y al cultivo del arroz. Aquí estableció su residencia el padre de Andalucía, Blas Infante, hoy convertida en museo y monumento de Bien de Interés Cultural.

Dice la leyenda que el apóstol Santiago desembarcó aquí para evangelizar España. Y que en plena Edad Media, llegaron los vikingos cuando atacaron a la ciudad de Sevilla. Pero lo más curioso ocurrió en el siglo XVII, cuando se estableció en Coria una colonia de samuráis. Entre los corianos no es extraño encontrar rasgos orientales o el apellido Japón. Incluso hoy en día se celebran fiestas en honor a ese país, como la Semana Cultural Japonesa. Si quieres conocer oriente en Coria puedes visitar la  Casa Museo Sendai. La última novedad de este legado ha sido la creación del sake de Coria, una bebida original a base de arroz, que ahora se toma como postre.

Coria ha sido asentamiento de todas las culturas, como demuestran los numerosos hallazgos arqueológicos encontrados. Así, hay numerosos restos del Neolítico, como hachas pulimentadas, cuchillos, puntas de flecha del Calcolítico y hallazgos del Bronce final y época ibérica.

Aunque estos testimonios no permiten llegan a remontarnos a la antigüedad de Coria del Río, se sabe que data del año 3000 a.C. En aquella fecha el pueblo o asentamiento poblacional estaba situado en el Cerro de San Juan.

Sin embargo, los restos arqueológicos más antiguos datan a partir del año 1000 a.C.. Es a partir de aquí que se empieza a conocer bastante bien el origen de Coria del Río como ciudad urbana.

Indicios apuntan a que los fenicios establecieron en Coria un importante puerto fluvial con factoría. Bajo la dominación romana recibió el nombre de Caura Siarum pasando a denominarse después Caura, que ha dado origen al nombre de Coria.

En el Parque de Carlos Mesa y en su paseo fluvial se disfruta del hermoso paisaje del Guadalquivir. En este río se pesca el albur, que podrás degustar en cualquiera de sus restaurantes. Otro plato de la gastronomía coriana es el arroz con cangrejo. También hay que probar las orejitas de habas, que ni llevan habas ni parecen orejas. Hechas con huevo, azúcar y harina, son el dulce popular de la localidad.

Coria del Río también es muy rociera. En mayo se convierte en paso obligado por el río para muchas hermandades. Cruzando en una barcaza evitan pasar por Sevilla. Todo un acontecimiento digno de presenciar.

Coria es un rincón milenario, puerta de la marisma y cruce de culturas que cautiva por su entorno, gente y costumbres.

Cómo llegar

Si vas en coche debes tomar la SE-30 y, en esta, la salida 15A hacia A-8058.

También puedes cruzar el río Guadalquivir con tu propio vehículo en el transbordador de Coria que une ambas orillas. Se llega desde la carretera SE-3300.

En autobús tienes que llegar a la estación de Plaza de Armas de Sevilla. Desde aquí salen autobuses a lo largo del día dirección al Aljarafe y a la Marisma con parada en Coria del Río.

En tren, si te bajas en la estación de San Bernardo de Sevilla tienes la opción de montarte en el Metro hasta llegar a la parada de San Juan Bajo. Desde este pueblo puedes coger un autobús en dirección Gelves, Coria del Río y La Puebla del Río.

Cómo moverse

Coria del Río te brinda la oportunidad de caminar y disfrutar del paseo por la ribera del Guadalquivir. Esta localidad es para vivirla mientras te pierdes por sus calles y descubres sus restaurantes, bares, monumentos…

Razones para visitar

  • Conoce la historia japonesa de Coria del Río. Degusta el sake, bebida de arroz de este pueblo y celebra su Semana Cultural Japonesa.

  • Visita su patrimonio monumental declarado Bien de Interés Cultural, como la Casa de Blas Infante, el padre de Andalucía, y el Museo de la Autonomía de Andalucía.

  • Disfruta en mayo de la Fiesta del Albur a orillas del Guadalquivir y degusta la gran variedad de tapas elaboradas con este pescado típico de Coria.

  • Prueba las orejitas de habas, un dulce de lo más original y tradicional.

  • Haz la Ruta del Arroz, de la que Coria forma parte junto a otras once localidades. Aquí es característico el arroz con cangrejos.

  • En julio celebra la Velá del Carmen y espera la llegada de la Virgen en la barcaza a través del río.

  • Si te gusta el Rocío, no te pierdas en mayo el cruce en barco por el Guadalquivir de las hermandades.

  • En Semana Santa, todos los días verás procesionar imágenes. Destaca por su popularidad el Domingo de Resurrección con el encuentro entre el Resucitado y la Virgen de la Soledad.

  • En septiembre tienes una cita con la Feria de Coria del Río. Está declarada de interés turístico de Andalucía por ser una de las más antiguas de la provincia.

Historia

Coria ha sido asentamiento de todas las culturas, como demuestran los numerosos hallazgos arqueológicos encontrados. Así, hay numerosos restos del Neolítico, como hachas pulimentadas, cuchillos, puntas de flecha del Calcolítico y hallazgos del Bronce final y época ibérica.

Aunque estos testimonios no permiten llegan a remontarnos a la antigüedad de Coria del Río, se sabe que data del año 3000 a.C. En aquella fecha el pueblo o asentamiento poblacional estaba situado en el Cerro de San Juan.

Sin embargo, los restos arqueológicos más antiguos datan a partir del año 1000 a.C.. Es a partir de aquí que se empieza a conocer bastante bien el origen de Coria del Río como ciudad urbana.

Indicios apuntan a que los fenicios establecieron en Coria un importante puerto fluvial con factoría. Bajo la dominación romana recibió el nombre de Caura Siarum pasando a denominarse después Caura, que ha dado origen al nombre de Coria.

Qué visitar

En Coria del Río puedes ser testigo de unos maravillosos atardeceres mientras paseas por el Parque Carlos Mesa. En este se alza el monumento a Hasekura Tsunenaga, un homenaje al samurái que estableció la comunidad japonesa de Coria. Esta estatua fue un regalo de la ciudad japonesa de Sendai para representar la unión de ambas culturas. Si sigues por el paseo fluvial te encontrarás con la barcaza, para peatones y vehículos, que cruza el río, permitiendo así acortar las distancias entre Sevilla y los pueblos de la marisma.

Desde el Cerro de San Juan puedes contemplar una maravillosa vista del pueblo, a la vez que visitas la ermita de San Juan Bautista donde se cobija la imagen más valiosa de Coria, el Cristo de la Vera Cruz. Todo el patrimonio coriano está declarado por la Junta de Andalucía como Bien de Interés Cultural. Destacan la parroquia de la Estrella, la calle Cervantes con su plaza e Iglesia de la Soledad, el Museo de la Autonomía y la Casa de Blas Infante. En ella vivió el padre de Andalucía hasta su detención y ejecución en el año 1936.

Para conocer el legado japonés de Coria, debes visitar la Sala Temática Virginio Carvajal Japón. Aquí se recogen los documentos de la colonia japonesa, así como instrumentos y enseres de esta cultura.

Termina tu recorrido en algún restaurante frente al Guadalquivir, disfrutando de una tapa de albur y de una copa del sake de Coria.

Entorno

Coria del Río está a unos 16 km de Sevilla. Ubicada en el margen derecho del Guadalquivir, cuenta con una situación privilegiada, entre la Marisma y el Aljarafe. Su término forma parte del humedal protegido, Paraje Natural Brazo del Este. En el que predominan el calamón, la cigüeña común, la garza imperial y la garcilla cangrejera.

Comarca
Guadalquivir-Doñana
Extensión
62.00 Km²
Altitud
7.00 m
Nº habitantes
30.657
Descargas

0 comentarios

Nuevo comentario

Los comentarios son moderados, así que tardan un tiempo en aparecer. Si contienen lenguaje ofensivo no serán publicados.