Santiponce Itálica

Patrimonio

Un inmenso legado por descubrir

Museo del Santuario de Consolación

334
1

El origen del Santuario se encuentra a comienzos del siglo XVI, cuando Antonio Barrados consiguió permiso para edificar una ermita dedicada a la Virgen de Consolación, teniendo como imagen titular la cedida por el convento de Ntra. Sra. de la Antigua. El 31 de marzo de 1561, la ermita pasa a la congregación de los Padres Mínimos, construyéndose a partir de esa fecha el convento y la iglesia.

La popularidad de los milagros e intercesiones de la Virgen de Consolación comenzó a extenderse por toda Andalucía, sobre todo entre los navegantes con destino a las Américas, que pasaban por este santuario para pedir la protección de la Virgen o darle gracias por haber realizado una buena travesía. Numerosas ofrendas y barquitos conforman el ajuar de la Virgen, como la Nao de Oro, el exvoto más valioso de los que posee, que fue regalado por Rodrigo de Salinas en 1579.

La devoción histórica hacia la Virgen de Consolación se ha materializado en un ingente patrimonio artístico, que desde hace unos años se expone en un museo dentro del propio templo. Junto a estas joyas y al ajuar de la Virgen, se encuentra la que está considerada como la mejor colección de exvotos, cuyos ejemplos más antiguos se remontan al siglo XVIII. Son muchos los exvotos con motivos del mar que se conservan, pero el más conocido de todos ellos es un galeón que sostiene en su mano derecha, que ha hecho que muchos la conozcan por la del barquito en la Mano. Se trata de una pequeña nave, perfumador, realizada en oro y cristal de roca que data del siglo XVI, y que se cree le fue ofrecida por los tripulantes del navío Veracruz. Se trata, pues, de una compilación muy singular de gran riqueza etnológica e histórica.

Categoría
Horario

Lunes a viernes de 9:00 a 13:00 y de 17:30 a 20:30.

Sábados y domingos de 10:00 a 14:00 y de 17:30 a 20:30.

0 comentarios

Nuevo comentario

Los comentarios son moderados, así que tardan un tiempo en aparecer. Si contienen lenguaje ofensivo no serán publicados.